20 de junio de 2010

Quebrantahuesos 2010, la odisea!

ODISEA:(según la definición del diccionario de la real academia) 1. f. Viaje largo, en el que abundan las aventuras adversas y favorables al viajero …y ahí va otra de mis parrafadas…

La cosa empezaba bien, buen desayuno, motivación y por lo que parecía iba a salir el sol en Sabiñanigo antes de empezar. Junto con Luichi nos colocamos con mucha antelación en la salida. A mi lado tengo a un triatleta, que reconozco por la bici que lleva y que sin saberlo seria mi acompañante durante más de 15horas.

6,30 am con Luichi

Con los primeros rayos de sol calentando dan la multitudinaria salida, empezamos a rodar, se rodaba muy rápido, sobretodo teniendo en cuenta todo lo que nos espera, en varias ocasiones paso y me pasa el triatleta que tenia al lado, al final nos ponemos a hablar, a diferencia de los cientos de ciclistas que iban a nuestro alrededor que iban concentradísimos y muy silenciosos.
A los 30kms empieza a llover, la temperatura empieza a bajar y un aire feo nos pone más difícil la subida del Somport, empezamos a ver descender a gente que empieza abandonar porque sabían lo que les esperaba, yo inocente y como siempre con mi motivación, sigo para arriba xino xano, hablando y se puede decir que disfrutando, sobretodo de la compañía. Ya llegando a coronar el primer puerto el tiempo es más feo aún, la temperatura muy fría y una niebla espesa nos rodea sin casi poder ver más allá de nuestras narices. Ya calados hasta los huesos empezamos a descender, quedándonos como cubitos de hielo y deseando que llegue el próximo puerto para entrar en calor. El descenso se hace largo, muy largo, cada vez se ve a más gente retirarse, yo todo y el frio y con las manos destrozadas de frenar sigo con mi positivismo con ganas de encarar el Marie Blanque. Empieza la subida, al principio es suave por lo que deduzco que el final del puerto será duro para que realmente se cumpla el 7,15% de desnivel, aún y así logro subirlo cómodamente, cosa que hasta sorprende a algún participante. Finalmente me resulta mucho más ameno de lo esperado. Y aunque seguimos calados hasta los huesos, ya he vuelto a entrar en calor. Ahora viene lo peor, la bajada, otra vez a pasar frio y con las pastillas algo fundidas de la bajada anterior la frenada se convertiría en una tortura. En el siguiente avituallamiento los abandonos son muy muy altos, las ambulancias a tope atendiendo a gente con hipotermias, realmente escalofriante. Yo, sin pensarlo mucho sigo bajando, pero entre las manos agarrotadas por el frio y el problemilla que tengo con el tamaño de la bici, me resulta imposible frenar lo suficiente para controlar la bici, apretando al tope los frenos no consigo mantener la velocidad deseada, sinceramente me asusto, no consigo frenar y a dos curvas de llegar a Bielle (km113) decido parar….pero para mi sorpresa no lo consigo, así que me meto en un lateral de hierva para frenar sea como sea( pienso que mejor ahí que irme en la siguiente curva recto para abajo) lo que me cuesta una buena caída con un buen boquete en la rodilla. Pero por lo menos consigo detener del todo la bici. Marc que iba detrás mío me echa una mano, finalmente decidimos abandonar juntos, la siguiente subida no nos preocupa pero ninguno de los dos nos vemos capaces de hacer las bajadas en condiciones de seguridad de los dos puertos que nos quedaban y yo mucho menos que él, cosa que le agradeceré eternamente que se quedara conmigo haciéndome compañía. Así que decidimos esperar el supuesto autocar que tenia que pasar por allí en breve.
Mojados, lloviendo y con una temperatura realmente baja esperamos, no baja ni el autobús ni nadie, la espera estaba siendo peor que haber continuado. Titiritar era poco, yo según me comentaron ya tenia los labios morados, unas 3horas allí quietos en el cruce esperando al maldito autocar ya ni podíamos vocalizar. Menos mal de la compañía. Finalmente un coche de protección civil para, nos ve medio congelados y obliga al voluntario que estaba en el cruce que nos deje entrar en la furgoneta y que nos pusiera la calefacción. Aun y así estamos tan congelados que no dejamos de temblar. Finalmente nos suben al avituallamiento del Marie Blanque, nos atienden los de la cruz roja, los cuales nos dieron muy buen trato todo y el día que estaban pasando y la saturación de ciclistas que tenían. Al fin llega el autocar ..y medio sin ropa, dado que nos habíamos quitado las camisetas mojadas, nos subimos a él, con el que acabaríamos el recorrido de los 100kms restantes.

por fin abrigaditos!

Sobre las 18h llegábamos de nuevo a Sabiñanigo, ahora tocaba esperar a que llegara la bici. Menos mal que Marc me deja una chaqueta suya que llevaba en el coche …. y si hasta ese entonces nos habíamos explicado media vida, en las siguientes horas iría la otra media. Vaya, que entre pitos y flautas llegaba a la casa donde estaba alojada a las 9 de la noche, aun con el culot mojado y las zapatillas de la bici, habiendo rodado solamente 113km en esas 15horas.

Aun y así no dejo de ver las cosas positivas, las negativas rápido se me olvidan, quedándome un gusto amargo por la situación, pero muy buen recuerdo por otro lado. Otra aventura y experiencia que explicar. Simplemente esta vez no tocaba acabar y saborear la dulzura de la llegada, parece ser que todo lo que hago este año relacionado con la bici…hace enfurecer a Zeus: lluvias, frio y viento!!! Que le vamos a hacer. ….ahora a seguir entrenando para los próximos tris, con la misma motivación o más que antes de este fin de semana que para nada lo considero una derrota!

13 comentarios:

maTrisa dijo...

Eii, la palabra derrota ni se te pase por la cabeza! Yo estuve allí y viví, algo, de lo que sufristeis. Eran condiciones "inhumanas" y una retirada a tiempo es la decisión más inteligente.
Ánimo y a por los Tri, a ver si coincidimos en alguno.

Un abrazo

vice sport dijo...

Cada vez me sorprendes mas, si no es por un logro de los tuyos, es por otra hazaña... Tu filosofía de entreno es unica!

Ahora pienso en toooda la gente que tiene su estricto plan de entrenos, que cada dia le pone velas y le reza un rosario al papelito ese y veo tus entrenos a lo "hippy" y alucino.

Aunque alucino mas viendo los resultados tanto de las carreras como de las lecciones que nos da este mundillo, como esta misma (QH).

Animos y a topeeee!

P.D.: Y que no se ofenda nadie por lo del papelito sagrado, que yo también se lo que es y reconozco que tampoco me desagrada jejeje

ALEX dijo...

Hola yo estuve alli y las condiciones eran de lluvia y mas lluvia y con mucho frio yo termine pero entiendo a toda esa gente que no pudo, ANIMO!!!!
alexsullastres.blogspot.com

Ferran Vila dijo...

Admiro ese positivismo tuyo. Sin duda una de las claves de tus exitos. Sigue así. Saludos

Sandra dijo...

Gracias por esos comentarios!

Si os soy sincera, no cambiaria esa experiencia por haber acabado o pasado menos frio, lo que viví gracias a la situación me complació muchisimo más que lo que hubiera supuesto cruzar la meta! Me llevo un gran recuerdo y mucho más!

manoli dijo...

Hola soy Manoli de c.c.Cardedeu estuve alli.Me sentia mal que despues del viaje y la espera de 6 meses me pasara esto.pero es mejor una retirada a tiempo que lamentar despues.Yo y mucha gente a los 75 km nos metimos en el garage de una casa, pobre gente hicieron cafe y chocolate para mas de 30 personas sacando mantas incluso bajaron gente a Sabiñanigo ,si no hubiera sido asi a la organizacion se le hubiera ido de las manos ,yo acabe llamando a mi marido que me vino a buscar pero otros tuvieron que esperar horas el bus.Un saludo

robert mayoral dijo...

Sandra, yo diría que es un logro poderlo contar....solo salir con esas previsiones ya es un triunfo!!!

antonio madriñan dijo...

Sandra lo importante es el buen sabor de boca que se te a quedado, para el año más¡¡
Hay que mirar las cosas como tu lo haces, tan positivamente , por que eso hace más grande al deporte , al deportista y este caso a tí.
(ya echaba de menos tus cronicas).
Un besazo y a disfrutar¡¡¡¡¡

Noelia dijo...

jolines chica, todo suma en experiencias y enhorabuena por los kms que pudiste hacer!

Cuidate!!

Anónimo dijo...

Me has de presentar a ese triatleta

Noe dijo...

Uff, eso de quedar helado esperando el autobus lo he vivido en una edicion que me retiré en mitad de la subida al POrtalet. Menos mal que una furgo de unos acompañantes nos subio hasta arriba y pudimos meternos en el bus.
Menuda aventura. Es que con el agua...la flaca se queda sin frenos rapidito.
Felicidades por meterse allí. Mucha gente ni siquiera ha tomado salida.

Anónimo dijo...

Hola Sandra,
Sòc l'Oriol, accidentat i congelat com tu en el mateix punt del Marie Blanque.
Acabo de llegir com va acabar la teva història.
Afortunadament la meva va acabar millor ja que finalment em vaig recuperar del fred en el Portalet i tot i que en el descens continuava glaçant, sabent que faltava poc, vaig poder gaudir del solet d'Hoz de Jaca per arrivar a la linea de meta.
Petonets

Sandra dijo...

Manoli, pues dado lo malo de la situación aun te lo podiste montar más o menos bien. Ahora a esperar al año que viene a ver si hay mejor suerte con el tiempo.

Robert, que le vamos a hacer... son deportes que muchas veces no solo depende de ti acabar o no.

Antonio, claro que si hay que disfrutar de los pequeños momentos. Nos vemos en el aneto ;)

Noelia, gracias!!!como bien has dicho todo suma.

Anonimo,no se si deberia o no presentartelo..eh!, ejem, ejem! :p

Noe, gracias, pues si...seguro que sabes lo que viví. Es impressionante la diferencia de temperatura que llega a ver con tan pocos kms de diferencia.

Oriol, m'alegro que poguessis acabar bé, quan ens vam trobar estavem ben congelats tots plegats. Fins la propera!